Recientemente, Facundo Guadagno y Matt Suarez Holze, de En La Palabra de Nadie tuvieron la chance de conversar con quien, desde hace décadas, es uno de los intelectuales más lúcidos de Sudamérica, el ensayista, historiador, sociólogo y filósofo argentino Juan José Sebreli.  A continuación, puede leerse el comienzo de esta entrevista, que se desarrolló durante más de dos horas. 

Juan José Sebreli es un ensayista, historiador, filósofo y sociólogo nacido en el Buenos Aires de 1930. Publicó múltiples libros donde defiende la razón y los valores ilustrados contra el irracionalismo, tanto el contemporáneo del posestructuralismo, como el antiguo de los románticos y prerrománticos. En su obra se destacan El asedio a la modernidad (1991), Las aventuras de la vanguardia (2000), El vacilar de las cosas (1994), El olvido de la razón (2007) y Dios en el laberinto (2016). Actualmente se encuentra trabajando en una autobiografía intelectual.

Tuvimos el gusto de charlar con él en su departamento durante más de dos horas, en un diálogo donde se abarcaron múltiples temas, ya sea de política, filosofía e incluso sobre literatura, música y cine. Apenas nos sentamos a charlar, surgió la anécdota de que al lado de una librería donde se venden sus obras, otro local tiene Mi lucha (1925) de Hitler en una especie de altar. Juan José Sebreli dedicó buena parte de su tarea intelectual a un desarrollado estudio del nazismo, del cual investigó su base filosófica, encontrándola en el irracionalismo romántico; además de ser un incansable defensor de la socialdemocracia y el liberalismo de izquierda, como también de una interpretación de Marx contraria a la de la mayoría de los marxistas. Se define así, como un izquierdista clásico, contrario a las izquierdas de la segunda mitad del siglo XX, a las que denomina “la mala izquierda”.

Una de las cosas de las que queríamos hablar con usted es del auge actual de la ultraderecha en el mundo. Seguramente estará al tanto del caso de Jair Bolsonaro por ejemplo, quien es apoyado por las iglesias evangélicas…

Juan José Sebreli (JSS) – Sí, los evangélicos de Brasil están en el Congreso. Y acá no están en el Congreso, pero están en las villas miserias, donde tienen una influencia muy grande.  Son peligrosísimos. Yo digo que estamos en una época similar a las décadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando la democracia estaba totalmente desprestigiada y aparecen el stalinismo y el fascismo. La historia se repite, pero nunca igual, así que no va a aparecer un Hitler y probablemente no tengamos otra guerra mundial, pero estamos viviendo un clima similar de autoritarismo en auge, y de democracia desvalorizada.

La democracia está desvalorizada en la Unión Europea y en Estados Unidos, es decir, en países que fueron sus fuentes.

¿A qué cree que se deben estas vacilaciones en torno a la democracia?

JSS – Primero, las transiciones son muy difíciles de asimilar. La política como se da hoy está desfasada. Lo que tiene que haber es una política global. Los males actuales, todos, son globales: la economía, el caos de las finanzas, y eso una nación no puede enfrentarlo, no puede enfrentar un problema global.

Lo que notábamos, es que hoy la derecha está siendo mucho más intelectual que la izquierda. Le llamábamos a este fenómeno la “desintelectualización de la izquierda”, en parte, por la influencia del irracionalismo filosófico, y la intelectualización de la derecha. Es muy difícil sostener un debate racional cuando se rechaza la razón. Estamos viendo muy poca influencia de verdaderos intelectuales de izquierda.

JSS – SÍ, hoy lo que hay, como mucho, son populistas de izquierda. Y la filosofía que hoy predomina es el posestructuralismo, el irracionalismo moderno. Eso no es la causa, sino un síntoma de la decadencia generalizada de la izquierda.  La parte intelectual de la izquierda es claramente decadente. Es algo que vamos a pagar muy caro.  Fíjense que el auge del irracionalismo del siglo XX terminó en el apocalipsis de la Segunda Guerra Mundial.

 Sí, y la Primera Guerra, también, principalmente a causa del nacionalismo. Consideramos el nacionalismo, incluso el nacionalismo “de izquierda”, como una forma de irracionalismo. Una ideología enmarcada en las emociones.

JJS – Totalmente. El nacionalismo es la expresión política del irracionalismo.

Usted en El asedio a la modernidad, y en tantos otros libros, marca que la existencia de la Segunda Guerra Mundial está basada en gran parte en algunos filósofos, especialmente prerrománticos y románticos. ¿Qué influencias filosóficas encuentra en la Primera Guerra Mundial?

JJS – Bueno, siempre estuvo el Kulturpessimismus alemán desde el prerromanticismo. Pero la Primera Guerra Mundial era menos filosófica, mientras que la segunda sí tuvo mucha implicancia de la filosofía, y por influencia romántica completamente.

Hay un mito en la izquierda de que no existe una filosofía nazi.

JJS – Sí, eso es completamente falso.

Probablemente sea para ocultar una raíz en común, que es el irracionalismo.

Continuar leyendo en En La Palabra de Nadie

#BolsonaroPresidente: ¿Qué leer ahora?

La elección de Jair Bolsonaro, amante de la tortura, homófobo, racista misógino y clasista, no es una desgracia exclusiva a los brasileños. Constituye un precedente preocupante, en un subcontinente donde teorías conspirativas reaccionarias, como aquella de “La ideología de género”, están ganando adeptos. Con el fracaso de los proyectos populistas de centro-izquierda que constituyeron “la oleada rosa”, […]

Read more "#BolsonaroPresidente: ¿Qué leer ahora?"

My Strange Romance with the Self-Help Movement

Shamefully often, while working on a piece, I’ve stopped myself mid-way, and erased a couple hours worth of polished paragraphs, to welcome, once again, the empty page and the few days of erratic wandering through family libraries that the desire to write something really ambitious brings along. These brisk interruptions and discardings tend to come […]

Read more "My Strange Romance with the Self-Help Movement"

Nuestro pobre machismo

Tiendo a reincidir en mis errores, particularmente en aquel de ingresar a Grindr con esperanzas de encontrar a alguien neurológicamente normal y dispuesto a tener relaciones sexuales conmigo. Mi perfil es bochornoso, por supuesto, pero no tan bochornoso como podría ser. Aún no me he rotulado como “masculino”, “macho”, o “masc x masc” (hombre masculino […]

Read more "Nuestro pobre machismo"

Para Mañana

Quizás esto se deba a que soy joven, pero me es costoso recordar exhibición de estupidez tan vergonzante como la votación de la madrugada del jueves, en la Cámara de Senadores de la República Argentina. Los motivos por los que quienes se negaron a apoyar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, lo hicieron, son […]

Read more "Para Mañana"