Las dinámicas de mercado de OnlyFans

Poco me interesa discutir ahora la dimensión moral de Only Fans en particular o del trabajo sexual en general. En cierta ocasión, me definí como “a favor del trabajo sexual, con ciertas reservas.” Si bien no será el foco del presente, supongo que hacia su final será evidente para usted, lectore, qué considero potencialmente problemático.

Trabajo sexual virtual: Reimaginando la intimidad más allá del cuerpo

El pasado viernes 15 de mayo, leí una particular noticia sobre Holanda. Resulta que el Instituto Nacional Holandés para la Salud Pública y el Medio Ambiente (RIVM) recomendó a su población soltera tener “compañeres de abrazos” o “compañeres sexuales” en el contexto de la pandemia. Esto se debió a críticas por la distancia que se

La cuestión 🅱️uta

Una vez más, se está hablando sobre trabajo sexual. En esta ocasión, a raíz de la decisión del equipo de marketing de cierta celebrada chantuse local, de promocionar su nuevo delito sónico con gráficas callejeras de estilo similar al de los anuncios de trabajadoras sexuales. El feminismo abolicionista, por lo general, plantea que la prostitución

El diablo encuentra trabajo – N°003

Apenas vamos por la tercera entrega y ya temo ser redundante. Esta semana, El Discurso™ fue un tanto… ¿Opaco? Pero, oh bueno — Ya he hecho un compromiso, y la consistencia es vista como virtuosa, incluso cuando es consistencia en el error. Esto no puede sino recordarme a cierta observación brillante que hizo Nabokov en El libro

Por qué el trabajo sexual es trabajo

Esta no pretende sino ser una respuesta corta a un post de Facebook, que, si bien ha tenido una difusión humilde, tomaré como una oportunidad para tratar argumentos contra el comercio sexual independiente, que lo exceden en popularidad. En el post en cuestión, Varvara Fioletovi arguye que el trabajo sexual no debería ser considerado como trabajo, sino