CCCP, Inc.

Cuando este artículo vino a mí (bajó como diosdado), temí poder darle sólo uno de dos rumbos. La diyuntiva parecía estar entre citar a Mark Fisher y abandonar la escena o coquetear con el rompimiento de la seguidilla de Acuerdos de Confidencialidad que sustentan mi jovencísima carrera como publicista. Esta es mi tercera opción.  ¿Qué … Continuar leyendo