La bestia que gritó “Yo” en el corazón del mundo

Pocas propiedades intelectuales son tan renombradas en el mundo de la animación como el anime de 1995 Neon Genesis Evangelion, creado por el brillante Hideaki Anno y producido por el estudio Gainax.  La fama de esta obra se extiende mucho más allá de sus círculos más dedicados de fans, llegando incluso a niveles académicos en un enorme abanico de ámbitos, y a

Ese Oscar se va a oxidar

“And the Oscar goes to…” Los premios Oscar son el máximo galardón que cualquier persona ligada al mundo del cine puede soñar con alcanzar, la última joya de la corona de la vanidad artística, un reconocimiento sólo reservado para aquellas obras de arte profundas, emocionalmente inquietantes, y universalmente amadas. Eso son los Oscars: la mayor