Combatiendo la censura un bloque a la vez

Más de una vez (especialmente si estás en este lugar, aventuraría yo), te habrás preguntado si acaso vivimos en una simulación. Las reglas de nuestro mundo parecen confusas, como si todo estuviera diseñado para nuestra miseria. 

Si hay una simulación, alguien la creó. La siguiente pregunta surge casi de forma automática: ¿Quién diseñaría la simulación, y por qué? Ciertamente, ¿Que tienen para ganar los diseñadores de esta realidad? 

Descartamos la idea de Dios rápidamente, porque también parece ser parte de la simulación. Para correr el velo, se necesita información. Hay quienes se pasan la vida tratando de descubrir la verdad. Sin embargo, hay quienes se les oponen, porque no les conviene que la gente sepa que están haciendo.

Cuando los líderes censuran o alteran información, no sólo hacen cosas tan “inofensivas” como sacarle la licencia a un pequeño periódico. Estamos hablando de gente que se dedica a divulgar información siendo investigada, perseguida, secuestrada, torturada o asesinada. Quien tiene la guita, controla los medios. La guerra ya no está en los periódicos, en la radio o en la televisión, también en internet, y no solo compartiendo su propia versión, sino eliminando a quienes digan lo contrario. Crean su propio sentido de cómo es el mundo, y te hacen tragarlo sin hacer mucho esfuerzo, ¡y con una suscripción mensual, podrás acceder a nuestras mejores notas! ¡No te lo pierdas!

La información es poder

Hay quienes se resisten, por supuesto. Reporteros sin Fronteras es una organización internacional independiente con sede en París, fundada en 1985 en Montpellier por cuatro periodistas, y con el paso del tiempo se convirtió en una organización líder en el mundo en la defensa y promoción de la libertad de información. Cómo ellos mismos dicen:

“La libertad de expresión y de información es la primera de las libertades. ¿Cómo luchar contra la masacre de civiles o la plaga de los niños soldados, cómo defender los derechos de las mujeres o preservar el medioambiente si los periodistas no son libres de informar sobre los hechos, de denunciar los abusos y de interpelar la conciencia general?

En ciertos países, los torturadores cesan sus terribles actos el día en que la prensa los denuncia, mientras que los políticos corruptos dejan de cometer actos ilícitos cuando los periodistas de investigación publican información que los compromete.

La libertad de información es la base de toda democracia. Sin embargo, cerca de la mitad de la población mundial aún no tiene acceso a una información libre”

En la página principal de Reporteros Sin Fronteras, se puede acceder a un mapa que muestra la libertad de prensa de 180 países, calificandolo según su libertad de prensa. En los primeros puestos, aquellos países que proporcionan más libertad de prensa, se encuentran Holanda, Finlandia, o Suecia (que se encuentran en los puestos 1, 2 y 3 respectivamente). La clasificación va descendiendo, mientras más abajo en la lista, mayores son las restricciones. Estados Unidos encontrándose en el puesto 48, Argentina en el 57, Brasil en el 105, China en el puesto 177 o Corea del Norte en el 179, la idea se entiende. Éste tipo de restricciones, como en el caso de China (oh, ¡cómo nos encanta China!), la censura incluye no sólo restricciones y normas estrictas sobre tu actividad en internet, o a literalmente borrar gente de la internet, como si nunca hubieras existido, sino también forzar a empresas a alinearse con sus ideologías políticas, asegurándose que las empresas que se asocian con China, la cual es atractiva por la cantidad de consumidores, no presenten ningún tipo de objeción ni réplica a sus políticas, eso incluye alinear sus discursos con los del “Chinese People”, que incluyen, con sus tintes nacionalista, reconocer o no a algunos países. (si querés a nuestros consumidores, ni te atrevas a reconocer a Taiwán). Hablar de temas relacionados a justicia social no está permitido si ofendes a tu país (y China se ofende tan fácil como un SJW gender-queer autodiagnosticade vegane nivel 30 que no oprime ni a su propia sombra), esto significa sanciones graves o detenciones donde te piden amablemente que no critiques y agaches la cabeza.

La misma página de reporteros sin fronteras también posee un barómetro de violaciones a la libertad de prensa, donde las cifras de 2020 muestran que en lo que va del año 226 periodistas y 14 colaboradores han sido encarcelados. La oscuridad no termina ahí. 9 periodistas y un colaborador han sido asesinados.

Una simulación puede salvarte

Un día despiertas, y te encuentras sólo. No hay civilización, sólo naturaleza. El mundo puede ser modificado a tu antojo. Éste pondrá oposición por supuesto, pero tu voluntad y tu inteligencia serán claves para poder superar cualquier obstáculo que se te presente. Al llegar la noche, te refugias en una choza hecha de tierra, mientras trabajas con diligencia para tener las herramientas necesarias para el día de mañana, mientras sueñas con un futuro mejor. Esa es la sensación que tiene cualquier jugador de Minecraft en sus primeras partidas. 

Minecraft es un juego, un mundo simulado, hecho enteramente de bloques y entes, que pueden someterse a tu voluntad. Tiene una historia fascinante detrás, sobre su creación y su evolución con el paso de los años, pero no nos vamos a enfocar en eso en eso. Sino en cómo su comunidad internacional ha logrado explotarlo hasta límites inimaginables. Desde obras de arte, mecanismos avanzados que realmente nunca entendí muy bien (dedique demasiadas horas a crear elevadores en mis tiempos, ugh, me siento vieje) hasta proclamaciones políticas. Cualquiera que posea el juego y una conexión a internet puede acceder a un proyecto bastante ambicioso de Reporteros sin Fronteras: The Uncensored Library

“En muchos países, websites, redes sociales y blogs son controlados por líderes opresivos. Los jóvenes, en particular, son forzados a crecer en sistemas donde sus opiniones son fuertemente manipuladas por campañas de desinformación gubernamental.”

Resultado de imagen para the uncensored library

Si bien los medios son controlados, no pueden controlar Minecraft, por lo tanto, utilizando éste loophole, con la ayuda de Blockworks, dedicada a crear experiencias creativas, comunidades y ambientes educativos en Minecraft, crearon un lugar, una plataforma, para superar la censura. La construcción en sí misma es una obra de arte, diseñada en un estilo neoclásico, presentando en su interior y exterior distintas esculturas temáticas para acompañar su creciente colección de libros, a los que los jugadores pueden acceder. Construida por 24 personas, cuenta con 12 millones de bloques, y la misma presenta 200 libros.

El mapa es accesible para descargar desde su página web, y por motivos de investigación (¡lo juro!) yo misme entré a la masiva biblioteca. Las imágenes no le hacen justicia a la magnitud del proyecto.

La biblioteca cuenta con 6 secciones, dentro de las cuales se encuentran artículos censurados y prohibidos por reporteros o perseguidos, encarcelados y hasta asesinados (como lo es en la sección de México, donde se honra a 12 reporteros muertos).

Explorando un poco más, descubrí, sin embargo, que éste versión de la biblioteca debe estar desactualizada, ya que no cuenta con tantos libros como dice tener, sin embargo, son de carácter valioso (un libro en particular sobre la vida de Javier Valdez, un reportero asesinado de doce balazos a sus cincuenta años por exponer a gobernantes corruptos captó mi atención, u otro del grupo Madar Masr sobre la cibervigilancia). Por lo pronto, espero la biblioteca se vuelva más accesible con el paso del tiempo. De todas formas, lo esencial no es eso, sino lo que significa. En una era donde lo real es ficticio, lo ficticio contiene verdad. Dónde hay una comunidad dispuesta a hablar y a oponerse al autoritarismo y la censura, no existen límites. Esto es solo una manera en lo que aquello significa.

Resultado de imagen para the uncensored library

¿Te gustamos? Vos también nos gustas.

Si disfrutas lo que hacemos, considerá invitarnos un café.

Invitame un café en cafecito.app

Deja un comentario