Hice la casa de Cacho Rubio en Los Sims 2 y te lo muestro [MEGAPOST]

Hace algunos días, comencé una de mis más nobles empresas hasta la fecha: La réplica de la icónica vivienda de cierta figura fundacional de nuestra farándula local, un mito – no un hombre, el Sr. Cacho Rubio. Mi medio de elección fue el videojuego Los Sims 2.
En el presente, me explayaré sobre el motivo de este proyecto, y sobre los innumerables desafíos que acarreó.
Para comenzar, “las fotubis”:

Como será evidente para el observador experimentado, agarré un lote demasiado grande. Confieso que nunca me gustó el Sims pero al menos la segunda entrega es un poco más flexible que sus antecesores, abriendonos a mayores posibilidades arquitectónicas.


De noche, la estructura adquiere el carácter espectral y grasa que caracteriza a este catafalco ubicado probablemente en Belgrano, Colegiales, Palegiales o algún otro barrio de esa índole.

La casa de Cacho es de tal mal gusto que me costó encontrar la forma de que algunos arreglos como el domo quedaran parecidos. También me costó encontrar algún caso de coronavirus que no sea o bien una persona de 86 años que murió, o una supercelebridad que está en casita y llama a la calma.

Es duro decirlo, pero yo en esta réplica viviría – no así en la original, por supuesto. Mi parodia es ideal para tomar cocaína 24/7. El que también toma mucho es Belocopitt de Swiss Medical que salió a actuar solidaridad con el mercenario de Hadad. El que no llora no mama…


Estuve a punto de bajarme CC para poder poner un David y una Gioconda y que el mood esté completo. El asunto de las dimensiones me desvive, se ve que el Sims es un juego diseñado para un país donde una casa tan chiquita es impensable


Creo que la parte del comedor es la más lograda de todas. Los espejos, además de colaborar con una fantasía proto-Scarface, ayudan a generar más espacio.


Mi marido se ofreció a hacer un papel pintado que emulara a esa rosa horrible del original pero decidí mantenerme fiel a los recursos disponibles. El resultado es que quedó una habitación obviamente más sobria. Incluso tiene cierto aire de solemnidad. Uno casi como que puede imaginar a Christine Lagarde sentada ahí, diseñando personalmente un virus que va a diezmar a la población de tercera edad y reequilibrar la economía. El diseño de la cama es demasiado rústico, pero me resultó la opción óptima considerando los recursos del juego.

El baño también quedó demasiado amplio, perfecto para stockear varios maples de jurel en lata, temeroso de que de alguna manera el mar desaparezca. Es el que más se asemeja en texturas y más pierde por las limitaciones del juego. Hay cosas que son simplemente irreproducibles.

Estoy segura de que, si hubiese buscado “rosas pasión y romance” en Google, si hubiese metido el tercer resultado en Paint y si lo hubiese estirado como un dank meme o como la información oficial sobre las repercusiones locales del virus, y lo hubiese usado como textura para el empapelado, esta habitación habría quedado mejor.


No sé como hice, pero esta habitación quedó incluso más triste que la original.


Nueva foto de la terraza. La estatua en el balcón absurdo le hace a uno compañía mientras se atrinchera y dispara a transeúntes. ¿Tosedor? Se vacía el cargador. ¿Anciano? Es casi como hacerle un favor. ¿Se ve inmunodeprimido? Llamo al 911. Grito para alertarlo, pues está en falta. ¿Continúa circulando? Granada.

Deja un comentario