Bozal legal

Autoproclamados “libertarios” pretenden despilfarrar recursos estatales, no en proveerle cuidados de salud a los pobres, o en garantizar educación de calidad, sino en enjuiciar a la joven autora de una parodia cringy del Himno Nacional. 
La denuncia está sustentada por el Artículo 222 del Código Penal, que plantea una pena de prisión para quien ultraje símbolos nacionales. Es cierto, esa ley existe, como existen otras que podrían poner en peligro el derecho a protesta y la disidencia política en general, y que en mis épocas de liberal libertario denuncié. 
Quien es un luchador por la Libertad(tm), reconociendo que la moralidad va por encima de la ley (como lo hizo cuando un médico ejerció la libertad de torturar a una embarazada), no la emplea para cercenar la libertad de otros. ¿Qué dirían Milei, Laje y su blonda acólita ya entrada en años? 
¿Para qué sirve la libertad de expresión, si no para mofar al poder? 
Por supuesto, quienes se proclaman “libertarios” y “liberales”, pero “conservadores en lo social” no trabajan por la libertad de expresión de nadie. Trabajan por hacer de sus prejuicios políticas de Estado. Si no, no denunciarían como violentas manifestaciones pacíficas en su contra, ni denunciarían a gente por reversionar el himno nacional. 
Este uso estúpido de la ley me recuerda a los “bozales legales” que miembros de “la farándula” imponen los unos sobre los otros, en disputas banales y altamente redituables.Aquí ni siquiera se está agraviando a alguien. Aquí se está “ultrajando” algo inanimado cuyo valor es puramente abstracto, un símbolo. No debe olvidarse que esta es la misma gente que se queja de que hacen cosas que no les gustan con sus impuestos, y que, en lugar de un plan de efectivización del Estado sensato, propone reducirlo a una fuerza de choque que se aposte en los límites de su propiedad y juegue al blanco con los cuerpos de una casta de inferiores a las que se le ha negado todo. 

Big zurdo. Edito Nada Respetable y escribo en Domestic Affairs.

Post a Comment