La libertad muere en el estado de naturaleza

Disclaimer: No estoy en contra de la libertad. No estoy en contra del ethos liberal. No significa que haya que dejar pasar lo que hay entre líneas del discurso de algunos personajes.

Acabo de leer un hilo de Diego Giacomini, economista liberal hoy alineado con Javier Milei, haciendo un reduccionismo atroz de lo que representa la democracia.

En éste punto, no puedo discernir si son racionalistas o empiristas. Decir que en el libre mercado nunca se consume “el menos malo” como si un candidato fuese un producto es una verdadera cargada: falta la variable precio.

Suena razonable estar de acuerdo con estos tipos en un país con inflación rampante e impuestos y gastos fijos restrictivos. También es cierto que nuestro sistema político está quedando obsoleto. La solución que proponen parece ir más por el lado de barrer las instituciones que por el de diagnosticar las causas de esos problemas racionalmente, pensando que el mercado las va a arreglar.

No. La necesidad del Estado viene a cuenta de que, en su ausencia, te gobierna ISIS, en el mejor de los casos. ISIS es un buen ejemplo de cómo una agrupación terrorista puede ser totalmente amiga del capitalismo y enemiga de la libertad.

Creo cierto que la sociedad necesita un cambio evolutivo en materia cultural. Creo dañino hablar de eso como si fuese una batalla. Impulsar una causa probablemente noble como la de el “libre mercado” arriba del caballo de discursos de odio es una estafa. Dar charlas sobre las bondades de la libertad al lado de Nicolás Márquez y Agustín Laje es un chiste de pésimo gusto. Vociferar contra la corporación política desde el cinismo y sublimando un odio antisistema, en un clima como éste es peligrosísimo. Minimizar a un verdadero fascista como Santiago Cúneo y decir que “hay que estar abiertos al diálogo” es validarlos evaluando su discurso como si jugara bajo las mismas reglas que el resto.

Aparentemente, gran parte del libertarianismo quiere un estado de naturaleza, olvidando por completo que en esas circumstancias, la única ley que triunfa es la del más fuerte.

Androide con escasa formación académica y agudo sentido de la intuición. Mis intereses son tan diversos como mis contradicciones; World War II Nerd. Asesora de asuntos aleatorios.

Post a Comment