Ciertos círculos, dentro de YouTube, están funcionando como un programa de radicalización reaccionaria. No sólo depende  de una red interconectada de creadores de contenido que se recomiendan los unos a los otros, sino también de  los objetivos con los que fue diseñado el algoritmo de YouTube. Un algoritmo diseñado para propiciar que cada vez, el usuario pase más tiempo en la plataforma, tiende a recomendar contenido que refuerza o profundiza sus creencias. No soy el primer zurdo loco que erode su delgadísima credibilidad mencionándolo (rotular a este breve comentario como una denuncia sería una exageración narcisista), todo lo planteado en este párrafo, fue explicado en un brillante reporte de Data & Society.

El camino desde el conservadurismo, el liberalismo, o el antifeminismo, hasta el fascismo no es exclusivo del mundo anglosajón. Neologismos originados en los círculos reaccionarios del YouTube angloparlante son traducidos e introducidos en círculos reaccionarios hispanos constantemente. “Sojín” (Patética traducción del ya patético “Soy boy”) es mi ejemplo favorito.

La idea del antifeminismo como droga de entrada al fascismo puede costarme algunos lectores. Planteo esto siendo, yo mismo, profundamente crítico del feminismo. Como expliqué, hace ya un tiempo, en un artículo que merece ser leído, pero tambien reescrito, potenciales soluciones a algunas falencias de este movimiento (a cierta miopía inherente, si se quiere), están siendo cooptadas por “tradicionalistas”. No estoy proponiendo ni avalando una potencial cazería de brujas. Hay una evidente diferencia entre quien critica al feminismo porque lo cree insuficiente, y quien critica al feminismo porque lo cree una (((fuerza))) corruptora de la civilización occidental. No estoy planteando que cualquiera que critique al feminismo es un neonazi encubierto, pero es innegable que la crítica al feminismo está siendo cooptada por neonazis.

¿Qué hacer?

Básicamente,

  1. Jugar a YouTube, tender redes de creadores de contenido anti-radicalización.
  2. Impedir que lleguen a la televisión, o que continuén en televisión, si ya lo están: Si llegan a la televisión, llegan al mainstream.

No se diga más:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s